fbpx
To top
6 Dic

Trabajar en casa con niños

trabajar en casa con niños

Cómo trabajar en casa si tienes niños?

Yo trabajo desde cualquier parte, desde una oficina, desde el hotel cuando estoy de viaje, desde un café y desde casa. Muchos pensarán que soy afortunada pensarán, pero a veces es más desafiante que contar con un lugar de trabajo específico. Cuando eres un padre que puede manejar sus horarios, sueles darles prioridad a tus hijos y buscas formas de pasar más tiempo en casa y trabajar desde allí. Pero, en muchos casos, puedes sentir que no haces el trabajo de la forma en que quisieras, o mejor, con la concentración que desearías.

Al trabajar desde casa tus hijos interrumpen llamadas, quieren participar de reuniones, empiezan a llorar porque te ven y no estás compartiendo con ellos, quieren incluir en sus juegos, y muchas otras situaciones que seguramente habrás vivido. Yo he aprendido de cada una de ellas y por eso te doy mis tips sobre el manejo del trabajo en casa.

1. Crea un horario predecible para tus hijos

Esto no es fácil de hacer con los recién nacidos porque necesitan de atención constante, pero tan pronto crecen un poco, puedes crear horarios de sueño, de alimentación y de juego que te permitan tener horarios de trabajo predecibles. Mis mellizos realizan dos siestas en el día, cada vez más cortas pero útiles, una en la mañana y otra en la tarde. Estas coinciden con el horario de colegio de Matilde y en realidad es una bendición porque puedo agendar llamadas, reuniones y adelantar temas pendientes en momentos específicos de la semana.

Ya dejé de tratar de tener muchas horas seguidas de trabajo y entendí que lo que tengo son momentos libres que hay que aprovechar al máximo. Es cuestión de acostumbrarse a esa forma de trabajar.

2. Explícales tu trabajo

Mis hijos y mi vida en familia hacen parte de mi trabajo, por lo que a veces es difícil distinguir los espacios, especialmente cuando necesito trabajar sola y concentrada.  Unos días mi trabajo implica cocinar con Matilde, y otros, estar horas en el computador editando y escribiendo. Por eso, lo que siempre hago es explicarles que, aunque trabaje en casa, en el carro o durante las vacaciones, necesito sacar un tiempo a solas porque es lo que nos permite generar dinero para vivir. Siempre les repito que somos muy afortunados porque yo puedo estar con ellos y trabajar al mismo tiempo y que a muchos niños no les pasa los mismo con sus mamás y papás.

Puede que en un principio no lo entiendan muy bien, pero para mi es clave hablarles y explicarles todo lo que ocurre. Así conocen esa parte de mi vida y entienden por qué hay que respetar ciertos espacios y momentos.

3. Crea un espacio de trabajo en casa

Sea que tengan un lugar para crear una oficina o que trabajen desde el comedor o la sala de su casa, hay que delimitar un espacio de trabajo. Nuestros hijos aprenden de nuestras acciones y leen nuestros comportamientos, así que al ver que destinamos un espacio determinado para trabajar entenderán que ese lugar siempre será el momento de concentración de sus padres. Inicialmente yo trabajaba desde cualquier espacio de mi casa y esto solo confundía a los chiquitos, que no sabían cuando hablarme o no, o cuando estaba ocupada. Así que decidí crear una oficina que me obligo a usar. Les debo un video de organización y renovación de mi oficina.

Crear este espacio no necesariamente implica una transformación de su casa. Solo con un escritorio o una decoración con los objetos de oficina que más usen bastará para ustedes y para ellos. La delimitación de los espacios es clave para enseñarles cómo comportarse en cada lugar.

trabajar en casa con niños

4. Coméntale a tus clientes o jefe sobre el espacio en donde trabajas

Es cierto que cuando estás en la mitad de una llamada importante o una reunión por Skype, lo último que quieres decir es “perdón mi hijo me necesita ¿me dan un momento?” Por eso, antes de iniciar es importante que les recuerdes que trabajas desde casa y que por adelantado te disculpas si hay alguna interrupción causada por los niños. Esto evitará que parezcas poco profesional si tienes que correr a ayudarlos o atenderlos.

Cuando me ha pasado, las personas que están en la reunión lo han entendido sin problema. La clave está en ser honesto desde el principio poder reírse, y no avergonzarse, de que tu hijo decida participar activamente en una video llamada. 

5. Olvídate de los horarios laborales tradicionales

Les aclaro, es necesario dormir y dormir bien para sobrevivir a tres niños y un trabajo, y para tener energía en el día a día. La cantidad de sueño requerida para tener buen rendimiento depende de cada persona y debes respetar las necesidades de tu organismo, por eso, aunque deberás hacer algunos esfuerzos, no está bien que te satures y tomes por costumbre hacer tus cosas en tu horario de descanso. En cambio, encuentra y define algunos momentos adecuados en los que puedas trabajar con tranquilidad. Durante los fines de semana, trato de madrugar para adelantar algunas cosas, pues los niños duermen un poco más. Y entre semana, después de que todos se van a dormir, mi esposo y yo dedicamos una hora al trabajo, que luego recompensamos con una película o con descanso en silencio. 

Mis hijos se van a dormir a las 7 p.m. por lo que entre 7 y 9 p.m. trato de darle todo de mí a mi esposo, y dependiendo de mi carga laboral del momento, a partir de esa hora, dedico algo de tiempo a terminar las cosas urgentes del trabajo. Eso sí, aprendí a ponerme límites porque trabajar a esa hora se me estaba convirtiendo en costumbre y lo que empezaba con mis ganas de evacuar lo urgente, terminaba en que adelantaba trabajo hasta las 2:00 a.m. 

Tip:  Algo que me permite tener más tiempo es pedir ayuda. Para mí, contar con apoyo significa tener un poco de tranquilidad para dedicarme a mi trabajo y así poder ser más eficiente.  Así mismo, he aprendido a establecer metas diarias que pueda cmplir y que me generen satisfacción, en vez de ser pretenciosa con lo que quiero cumplir, y al final del día sentir frustración por no cumplir. 


Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader