fbpx
To top
27 Sep

Intimidad

foto intimidadmc

Hablamos y compartimos tantas cosas trascendentales acerca de nuestros hijos, que muchas veces nos olvidamos de temas igualmente importantes, como nuestra intimidad. Si, no vamos contando y preguntando cómo va nuestra vida sexual, si nos sentimos cómodas, si la reanudamos, si nos sentimos cohibidas, o sin ganas ¡Hablémoslo aquí! Porque seguro, a muchas nos cuesta  reanudar la vida sexual.

¿Por qué cuesta?

Fatiga, cansancio y estrés: cuando logramos que el bebé duerma, lo único que queremos, es dormir también. Adaptarnos a nuestro bebé consume mucha energía y estamos dedicadas a ellos la mayoría del tiempo.

Falta de deseo sexual: tras dar a luz los niveles de hormonas bajan drásticamente y podemos sentir que el sexo no llama nuestra atención.

Incomodidad :Muchas no se sienten cómodas o a gusto con los cambios en su cuerpo y prefieren esperar a que todo se reacomode.

 

¿Cuándo reanudar?

Normalmente los médicos te autorizarán tener relaciones sexuales un mes después de dar a luz para no dañar tejidos que quedan muy frágiles.

¿Cómo reanudar?

¡Cuando te sientas lista! Si es necesario háblalo y explícale a tu pareja cómo te sientes, 

Intentalo sin forzar nada. Busca el momento y sintonízate. Seguramente encontrarás un rato o un día en que no estés exhausta, ni de afán. Incluso, piensa en pasar tiempo a solas con tu pareja dejando al bebé al cuidado de alguien de confianza.

Arranca con calma,  las primeras veces deberás tener cuidado, ya que puedes seguir adolorida o incómoda.

Asegúrate de decirle a tu pareja qué vas sintiendo, qué se siente bien y qué no.

Tip: no es fácil retomar tu vida sexual, pero ten en mente que es una parte muy importante de la pareja y que reactivarla depende únicamente de ustedes.

Además #SerMamá no tiene porque excluir, ni deteriorar la relación o la vida de pareja.

Métodos anticonceptivos

Independientemente de cuándo estés lista, retomar la vida sexual después de un embarazo se debe hacer de forma responsable. Hay mitos que dicen que durante la lactancia no vas a quedar embarazada o que hasta que no tengas el periodo no va a haber fertilización, pero no es cierto. De hecho, es en ese periodo cuando debes ser más cuidadosa, pues tu cuerpo debe recuperarse y curarse antes de prepararse para otro embarazo. El cuándo, te lo dirá tu médico, pero normalmente te dirán que lo prudente es esperar 18 meses para evitar ponerte en riego a ti, o a tu bebé.

Mientras tanto, se cautelosa con el tipo de método anticonceptivo que usas y consúltalo con tu pareja y con el doctor como con tu doctor para que puedas tener absoluta tranquilidad en retomar tu vida sexual. Elige un método que sea seguro y conveniente para tu estilo de vida, en especial si estás lactando par que no se vea afectada tu producción de leche (como ocurre con la mayoría de pastillas anticonceptivas, pues tienen estrógenos, que pueden secar tu leche).

 

Algunos métodos anticonceptivos que puedes usar son:

          •  Métodos hormonales: pastillas o inyecciones sin estrógenos si estás lactando.
          • Dispositivos intrauterinos: como el Mirena o Jaydess. Son introducidos en tu útero por tu ginecólogo y tienen una duración de 5 y 3 años respectivamente.
          • Métodos de barrera.
          • Esterilización: ligadura de trompas o vasectomía. Se utilizan para parejas que definitivamente, no quieren concebir de nuevo. Es un método 99% seguro e irreversible en la mayoría de los casos.
Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader