fbpx
To top
24 Sep

Ejercicio

img 6007

Realizar ejercicio durante el embarazo es muy importante para tu bienestar y para el de tu bebé. Si ya eres una mujer activa, no hay necesidad de que modifiques tu rutina de ejercicios en el primer trimestre, a menos que ptu médico te indique. Pero si no eres de las que les gusta ejercitarse, te recomiendo que empieces ahora.  Solo escoge una actividad que se adapte a ti y a tus rutinas, mueve el cuerpo y siente cómo mejora tu energía.

Antes de hacerlo, habla con tu médico y asegúrate de que estás en condiciones para realizar actividad física. Seguro te recomendará varias opciones como  el yoga, pilates, natación o caminar. A menos que te indiquen lo contrario, una buena actividad física consta de 30 minutos al día mínimo 3 veces a la semana. Procura hidratarte, estirar antes y después y revisar tu frecuencia cardiaca.

Tip: evita ejercicios de alto impacto y siempre realiza actividades que te hagan sentir bien, no te fuerces a hacer algo que no disfrutas.

Algunos beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo son:

  • Aumenta tu energía y evita la fatiga y cansancio.
  • Alivia el estreñimiento y sensación de pesadez.
  • Controla la diabetes gestacional.
  • Evita aumento de peso excesivo.
  • Te ayuda a dormir.
  • Te prepara para el parto.
  • Te ayuda a mejorar tu circulación.
  • Favorece el sueño
  • Alivia el estrés
  • Ayuda a tu autoestima.

El Yoga

Cuando mi médico me mandó a hacer Yoga, no alcancé a dimensionar el por qué, pues pensaba que todo se reducía a mantenerme en forma. Pero NO!. Los beneficios van mucho más allá de eso, son físicos y emocionales. Para mí el yoga fue fundamental pues me ayudó a calmar la mente y prepararme para el momento que tanto esperaba: EL PARTO. El yoga entonces, es una herramienta maravillosa para:

  • Ejercitarnos
  • Equilibrarnos
  • Obtener flexibilidad física y fortaleza mental para facilitar el parto
  • Mejorarla circulación
  • Aliviar dolores y mejora rla postura
  • Ayudar a conectarnos con nuestro bebé
  • Descansar mejor.

Tip: Si quieren probarlo, busquen sitios especializados en ejercicios prenatales.

Pilates, ¿Para qué?

Durante el embarazo es normal sentir dolores que reciben nombres como lumbalgias, ciatalgia o dolores sacroilíacos; es decir, molestias bajas en la espalda blanda. Llámenlos como los llamen, duelen y son muy incómodos. Estas molestas  se dan a causa del aumento de la curva lumbar y por efectos de la hormona relaxina. Les cuento que para esos dolores, que me dejaban tiesa, los pilates fueron la SALVACIÓN , ya que fortalecen el suelo pélvico y mejoran la estabilidad lumbopélvica.  En máquina pueden intentar pilates Reformer, o pueden hacer algunos ejercicios en casa adaptándose con un mat.

Los Pilates contribuirán a:

      • Mejorar la postura antes y después del parto.
      • Mejorar la circulación.
      • Prepar y fortalecer el cuerpo para el parto.
      • Prevenir disfunciones uro ginecológicas.
      • Fortalecer tus músculos para los cuidados del recién nacido.
      • Aumentar  el trabajo cardiovascular.

Ejercicios de Kegel

Es  ideal que los empieces a realizar desde el primer trimestre para fortalecer el piso pélvico. El peso de tu bebé y la fuerza que hagas durante parto pueden hacer que este quede debilitado, generando escapes de orina y reducción notable del placer sexual . Por eso, desde que te enteres del embarazo, dedica unos minutos al día a realizarlos.  El ejercicio consiste en que hagas presión o contraigas tu zona vaginal, sosteniendo por unos minutos.  Trata de realízalos diariamente, un mínimo de 40 repeticiones.

Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader