fbpx
To top
27 Sep

Ejercicio

foto ejerciciopp

El ejercicio no sólo te ayudará a recuperarte después del embarazo y verte mejor, sino que libera endorfinas que te ayudarán a llenarte de energía. Hacer ejercicio no significa entrenar intensamente, puedes empezar por dar un paseo y caminar 30 minutos mientras llevas a tu bebé en el coche, o  hacer alguna rutina en casa. Poco a poco vas a ir ganando fuerzas y podrás hacer ejercicios más exigentes.

Eso sí, debes saber que las cosas cambiarán después del parto, te comento algunas aquí:

Una de las mayores diferencias entre los entrenamientos antes del bebé y después del parto radica en la fuerza del abdomen. Después del embarazo tu abdomen pierde estructura por el estiramiento extremo, y en muchos casos puedes experimentar diástasis (cuando los músculos abdominales derecho e izquierdo se separan). Debido a esto se reduce tu fuerza y tu estabilidad.  Para recobrarlas, debes asitir a un fisioterapeuta o a un entrenador que tenga conocimientos en mujeres embarazadas.

Puedes sentir dolores nuevos, esto se debe a que la relaxina (la hormona que ayuda a aflojar las articulaciones durante el trabajo de parto) permanece en el cuerpo hasta 1 año después del nacimiento. Esto significa que tus articulaciones permanecen más elásticas de lo habitual, y que puedes sufrir de dolores o lesiones con mayor facilidad. 

Los cambios hormonales pueden generar cansancio y desaliento, pero debes combatirlos y motivarte para activar tu cuerpo de nuevo.

Debes trabajar en tu postura, pues ser una madre te llevará a ubicarte en las posiciones más incómodas para dormir o alimentar a tu bebé. Trabaja en mantener la espalda recta en los diferentes momentos del día.

Por último, recuerda que cada cuerpo se recupera de maneras diferentes y que aunque veas cambios asombrosos en redes sociales y escuches que las celebrities recuperaron su cuerpo en solo seis semanas, esto no siempre es verdad. No todas podemos estar perfectas a los pocos meses. Cdaa una lleva un proceso propio.

Spa

Ir a un spa para recibir un masaje relajante, una hidratación o una exfoliación siempre será una buena idea. Muchos spas tienen experiencia con mujeres post parto e inician los tratamientos algunos meses después de que hayas dado a luz. Consúltalo con ellos y con tu médico, para saber lo que se adapta a ti.

Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader