fbpx
To top
6 Dic

Educación en valores

educación en valores

En estos días Colombia ha pasado por momentos complejos por las marchas, protestas y enfrentamientos. Estuve reflexionando sobre qué puedo hacer desde mi lugar como madre y esposa, y entendí que en momentos así, en que todos tenemos perspectivas y opiniones distintas, y donde la violencia y la intolerancia suelen ser la primera opción, tenemos que recurrir a la unidad, al respeto y a la empatía. Valores que olvidamos por nuestra necesidad de reaccionar inmediatamente. Aprovechando toda esta situación pensé en este post, en el que quiero hablarles de la educación en valores de nuestros niños, de cómo éstos definen sus vidas, su carácter, su personalidad y sus reacciones frente al mundo.

¿Cómo los niños aprenden sobre valores?

En las primeras etapas de crecimiento de nuestros niños, los padres, los cuidadores y las personas con las que pasan su día a día, somos su referencia de comportamientos y de principios. Ellos ven las situaciones a través de nuestros ojos y de nuestras reacciones hacia ellas, y absorben toda esa información sin quererlo. Esto puede sonar muy obvio, pero tendemos a pasar por alto que desde que nuestro bebé nace, hasta los 3 o 4 años, cuando ya define un poco su personalidad, es un ser muy moldeable que está en constante aprendizaje. Él toma todo lo que ocurre a su alrededor y lo guarda en su cabecita hasta que puede entenderlo y utilizarlo por él mismo.

educación en valores

Una idea muy común es que los niños no entienden bien lo que pasa su alrededor o que lo olvidarán rápido, pero lo cierto es que aunque las cosas que ocurren en su entorno sean muy complejas para su edad, su cerebro está procesando toda la información y cada cosa que nosotros hagamos irá formando una guía para su comportamiento en el futuro.

De esto hablé con el Doctor Juan Fernando Gómez, Pediatra especialista en puericultura, quien me explicó que a partir de los 3 años ya podemos ver una tendencia en la personalidad y el carácter de nuestros hijos y que la formación del mismo depende de todo lo que han vivido, observado, escuchado y sentido durante su crecimiento. Esto ocurre porque la formación de valores se aprende más por el ejemplo que por las órdenes.

La formación de la personalidad entre los 3 y los 6 años

Entre los 3 y los 6 años, ocurre una gran transformación en el comportamiento de nuestros hijos, pues aplicarán todo lo aprendido, mientras empiezan a entender que ellos existen por sí mismos.  Es decir, que irán comprendiendo que son personas independientes de un adulto y que pueden tomar sus propias decisiones.

Aquí es cuando más debemos reforzar el aprendizaje y aplicación de los de valores, pues, aunque ya tienen una cierta personalidad y buscarán independencia, querrán nuestra guía y aprobación. Hay que recordar que el ejemplo que demos con nuestras palabras y acciones va a ser indispensable para que ellos tomen sus propias decisiones, y que esto no solo depende de los papás sino también de sus jardines y colegios.

Por eso le pregunte al Doctor Gómez, qué valores podía tener en cuenta para reforzar en mis hijos, y me mencionó los siguientes: la vida, el respeto, la honestidad, la tolerancia y la bondad, entre otros.

¿Cómo solucionar una equivocación con o frente a mi hijo?

Otra de los temas que es muy relevante en la formación de valores durante estas edades, es el de identificar y aceptar una equivocación. A partir del momento en que nuestro hijo comprende que las cosas que ocurren tienen que ver con sus acciones o palabras, también debe aprender a que puede arreglar y corregir una situación por sí mismo.

Esto no lo aprenderá solo. De hecho, el aprendizaje inicia cuando, desde nuestro rol de padres, cuidadores o maestros reconocemos que estamos tratando de hacer lo mejor, pero también que somos personas imperfectas y podemos cometer errores con los demás y con ellos. 

El Dr. Gómez me explicó de una manera muy sencilla cómo abordar una equivocación y cómo volverla educativa.

Con todo esto no pretendo darles lecciones sobre cómo educar a sus hijos, pues nunca será sencillo y nunca habrá una última palabra, lo que quiero es mostrarles la importancia de hacernos más conscientes sobre el impacto que nosotros tenemos en sus vidas y en su futuro. Creo que para pensar en una educación en valores sana y adecuada, debemos trabajar en nosotros mismos y explicarles a nuestros hijos que aprendemos sobre la marcha y que lo hacemos con ellos. 

Quiero dejarles una reflexión muy linda para que la tengan en cuenta

Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader