fbpx
To top
5 Jun

Días Difíciles

días difíciles

TODOS TENEMOS DÍAS DIFÍCILES

“María Clara, ¿Cómo haces para cocinar, hacer muffins, ser buena mamá, tomarte un vino con tu esposo, grabar videos, hacer homeschooling, hacer ejercicio y verte siempre bien?” ⠀

JA, JA, JA. Créanme lo que les digo: cuando estoy desfazada, descachalandrada o salida de casillas, no me da tiempo de aparecer por acá y por eso no lo ven. ⠀


Hoy fue un día de esos: Matilde no quiso hacer UNA tarea, mandó una patada voladora y le pegó a Luciano quien ahora tiene un chichón.
se me quemó el pollo apanado, que ahora parece una piedra con la que quise descalabrar a mi marido por haberle dejado a plato de sopa a Lorenzo, que claramente lanzó y ahora tengo que limpiar hasta el techo.
Matilde le dio tantas galletas a Huracán que tuvo diarrea y se hizo popó en el tapete de mi habitación. Tuvimos que limpiar a las 3am.
Gastón está malo del estómago por la misma razón y no ha recibido comida desde ayer. Tiembla y anda detrás mío como pegote.
Los tendidos de cama se quedarán puestos otra semana porque no pienso cambiarlos.
Luciano sólo quiere brazos de mamá. ¿Reunión de zoom? Sorry, imposible. ¿Clases de crianza positiva? Cero. Con la cabeza como un ocho, mandé un domicilio a la persona equivocada y se me olvidó el cumpleaños de una de mis mejores amigas. Los niños fijo me sintieron así y no hicieron siesta. ¿Resultado? No pude trabajar.
Para rematar, tengo los pelos de punta porque Santiago regresa a trabajar y me aterra una exposición a COVID pues es hipertenso…y mi sanidad mental a cargo de tres niños y dos perros, lo cual debo solucionar pronto .

No les cuento más porque me da gastritis de pensar. Pero quería aprovechar este post para desahogarme un poquito y hacerles ver que lo que está en Redes Sociales solo es una parte de mi vida. En el resto soy normal, como todos ustedes, y tengo días felices, días malos, días de rabia, días de risas.. en fin. días diferentes.

No siempre estoy bien. No siempre las cosas funcionan. Se me alborota un cansancio inexplicable. ¿Ganas de llorar? Claro. Quisiera encerrarme en el baño y no puedo. No siempre tengo ganas de reír. No siempre estoy destilando amor y arco iris. Así es la maternidad, así es la cuarentena. Así es la realidad. ⠀

Sólo puedo pensar, que hoy, ya pasó. Que lo único que le pido a Dios es salud -y un poco de extra fuerza- porque del resto me encargo yo, como sea. ⠀

Mañana será otro día. ⠀

Tip: Cuando tengan días así, Traten de deshagorase con alguien, sus amigos, su mamá, su psicólogo, pero expresen todo eso que sienten para dejarlo ir y decir, sí esto es lo que me pasa hoy, pero esto no es lo que soy.

Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader