fbpx
To top
15 Sep

Cómo influyen los hermanos en el desarrollo

luciano y lorenzo en bici

IINFLUENCIA DE LOS HERMANOS EN EL DESARROLLO SOCIAL

Para mí, es impresionante ver como mis hijos aprenden entre ellos y se impulsan a descubrir y a explorar. Desde mi experiencia, haberle dado hermanos a Mati, y tener el privilegio de traer al mundo a mellizos, ha contribuido de forma positiva a aumentar sus capacidades para socializar y aprender rápidamente. Está claro que esto lo explico desde lo que he vivido con mis niños, porque sé que no todos los hermanos tienen este tipo de relaciones y que cada familia vive dinámicas diferentes. 

Por eso pensé en investigar un poco sobre el tema del impacto de los hermanos en el desarrollo infantil y encontré muchas cosas interesantes. Una de esas es que los niños van a percibir a su hermano/a mayor como un guía similar a los padres. Es decir que, en la mayoría de los casos, nuestros chiquitos van a orientarse, no solo por nosotros, sino por las acciones, comportamientos y palabras de sus hermanos.

luciano y lorenzo acostados

Según los estudios, los hermanos menores tienden a ser más “orientados a los hermanos mayores”, modelando sus logros. Como resultado, tienen una brecha de desarrollo mucho más pequeña que superar, menos que demostrar y menos presiones de logro autoimpuestas. Por esto, los hermanos menores suelen ser menos estrictos, más expresivos y más seguros de sí mismos.

¿Ustedes qué opinan? ¿Les pasó a ustedes? o ¿Les pasó a sus chiquitos?

Por ahora, yo no lo veo tan claramente porque que los niños son muy pequeños y les falta desarrollar más su personalidad, pero lo que sí me queda claro es que Matilde es su norte. Una vez Mati hace o dice algo, ellos la imitan.

De hecho, los expertos han probado que una relación positiva entre hermanos da como resultado conductas positivas a medida que crecen.  Y aún más importante, estas relaciones positivas en la primera infancia suelen durar hasta la edad adulta.

 Esto me hizo preguntarme ¿qué efectos van a tener esas relaciones a futuro? ¿Cómo van a influir en el tipo de persona que nuestros hijos serán?

Y es que pónganse a pensar, estas son las relaciones más largas que van a tener en la vida. Nuestros chiquitos conocen a sus hermanos desde que nacen y van a seguir junto a ellos cuando nosotros no estemos. Además, crecer juntos significa compartir un conocimiento íntimo, que nadie más tiene sobre la familia, los miedos, los sueños, etc.  

¿Cómo influyen, entonces, los hermanos?

Generan experiencia

De forma positiva: Las peleas y las amistades entre hermanos funcionan como un ensayo de las relaciones sociales fuera de casa. A través de ellas descubren cómo participar en una interacción positiva, cómo entender la autoridad, cómo negociar desacuerdos y pedir perdón.

De forma negativa: Parece ser que, si los intercambios entre hermanos son de rivalidad, los patrones de interacción negativos hacia otros, se refuerzan.

Impactan los logros

De forma positiva: El ejemplo de los hermanos puede hacer que los demás quieran alcanzar las mismas metas,y entre ellos se impulsen a mejorar y a probar cosas diferentes.

De forma negativa: Catalogar a los hermanos por sus diferencias puede hacer que se cohíban. Por ejemplo, si a alguno lo catalogamos como “el deportista” el otro puede estar menos inclinado a probar diferentes deportes.

Desarrollan el sentido del humor

Los hermanos son una audiencia natural, por lo que pueden explorar la dinámica del humor de una manera segura y positiva. Al contar y escuchar un chiste, o al hacer bromas, no solo se está participando en una conversación, se está entendiendo el punto de vista de otra persona, y se pretende generar alegría en el otro. Esta es una habilidad importante para las relaciones sociales a futuro, que permitirá la expresión personal y ayudará a la aceptación de los demás.

Desarrollan la empatía

Un niño con habilidades de empatía es capaz de mostrar sentimientos de cuidado y preocupación por otros. Al tener hermanos, esto se desarrolla con más facilidad pues hay una identificación entre unos y otros. Aprender a ser empático en una etapa temprana del desarrollo es indispensable para tratar a los demás con amabilidad, respeto y comprensión en el futuro.

Sin comentarios

Deja una respuesta

ajax-loader